Tag-Archivo para » presupuesto de casamiento «

Organizar el presupuesto del casamiento

Terrible pregunta: ¿cuánto gastamos?, quisiéramos evadirla… Pero repartir el presupuesto es trabajo obligado para la pareja que prepara su matrimonio y quiere construir su hogar sobre bases sólidas.
Es sabido que los gastos mal repartidos pueden derivar en anular lo necesario y permitir lujos superfluos. ¿Cómo dominar mejor la economía familiar? En primer lugar hay que saber los ingresos que entran en la familia, conocer de que se parte y así ajustarse mejor a las posibilidades que cada uno tiene. Hay que establecer una jerarquía entre las diversas necesidades, es sabido y las estadísticas 16 confirman, que el capítulo de la alimentación es el que ocupa el primer lugar cuando se piensa en presupuesto para el hogar, por lo que se hace precisa una reflexión muy especial sobre éste asunto.
COMO ORGANIZARLO:
— Podemos dividir los gastos en fijos y en variables. Los primeros pueden archivarse en carpetas, por temas, juntando las facturas que correspondan a los dos años últimos. Insertaremos aquí el alquiler, la calefacción, los impuestos, el teléfono, el gas, la electricidad, el agua, etc.
— En cuanto a los gastos variables hay que tener en cuenta la alimentación, los colegios, los transportes y los artículos de limpieza, entre otras cosas que cada pareja por sus circunstancias conocerá.
— Otra cuenta podría referirse a tos gastos extraordinarios: invitaciones, peluquería, ropa y zapatos e imprevistos. Todos los meses deberíamos guardar un dinero para lo que pueda surgir inesperadamente en éste apartado.
— El ahorro tiene también su importancia a la hora de hablar de presupuesto. Una pequeña parte de nuestra economía debe mantenerse en el Banco. Algún día podrá ser el alivio de la familia.
HAGAMOS CUENTAS:
— En general a nadie le gusta “exprimirse el cerebro” para saber a donde va su dinero, pero no hay otra solución si deseamos que salgan las cuentas.
— Una vez la lista de los gastos ha sido elaborada con las cifras finales de cada cuenta, hay que comprobar si los ingresos cubren y dejan margen ¡de riesgo!, al presupuesto.
— Probablemente alguna cifra habrá superado las previsiones, ¿será el teléfono?, quizá ¿la luz?, no cabe duda de que con cuidado podemos reducir alguna factura… Con papel y lápiz parece que los gastos y el examen de ellos, se ve mejor.
CONSULTAR CON EL DIETARIO:
— Es recomendable anotar en un dietario los gastos del mes y ver día a día, las salidas. Después de un tiempo, con todo a la vista, las comprobaciones serán más exactas.