Archivo para la Categoría » Fotos de trajes de novia «

Vestido de bodas de seda natural

VESTIDO DE NOVIA:
Vestido de seda natural con vuelos y cintas bordadas con hilos de plata. Tocado de chapas de filigranas y cristales antiguos.

Flores y piedras en vestidos

FLORES Y PIEDRAS.
Las flores de cristal y de piedras de colores, especialmente las camelias y gardenias, eran unos de los accesorios que más se repetían en las colecciones de Chanel.

Vestido de novia para delgadas

Reglas para una novia delgada.

Las flacas parecen tener la vida más fácil, no tienen nada para esconder o disimular. Esa es la creencia general. Sin embargo ser demasiado delgada tiene su parte negativa: a los hombres les gusta una mujer con un poco de caderas y con algo de busto. Es lindo no tener nada para ocultar, pero también lo es tener algo que ostentar.
“Donde le falte, hay que agregarle,” sintetizó sabiamente Laura Sorhuet. La diseñadora agregó que a las más delgadas “se les puede hacer todo lo que no les queda bien a las otras mujeres: cortes horizontales, drapeados, frunces y rellenos en algunas zonas, especialmente en el escote”.
“Muchas veces las chicas adelgazan antes de casarse y pierden las curvas. Por eso hay que darles gracia con el vestido. Para eso se puede hacer algo sensual, abrir la espalda, agregar volumen, superposiciones de telas y otros juegos que le dan fuerza a la novia,” explicó Pablo Suárez.
Con respecto al corte del vestido, hay que evitar los diseños muy llovidos. “La línea A es la ideal para las chicas muy delgadas, porque ayuda a nivelar la figura. Un vestido muy lánguido, las deja hechas un fideo,” enfatizó Pablo Suárez. “Las mujeres más flacas pueden optar por polleras con mucho juego -con capas o volados- y decorar el vestido donde quieran, incluso en las caderas,” dijeron Cuca y Socorro. Alba Teijeira coincidió en que “una pollera amplia le queda bien a las más delgadas, porque le aporta mayor protagonismo a la figura”.
Si tu problema es que tenes poco busto, no te desesperes ya que hay varias soluciones. Alba Teijeira recomendó “optar por un escote bote o un cuello a la base, que además disimula las clavículas muy marcadas”.
Las telas también juegan un rol importante a la hora de aportarle gracia a un cuerpo muy delgado. “Para una chica excesivamente flaca, lo ideal es un vestido con una tela con cuerpo como el shantung, el rasimir, la taffeta o el crepé doble,” aconsejaron Cuca y Socorro.

Vestido para novia curvilinea

Reglas para una figura curvilinea

Las curvas acentuadas son, supuestamente, una bendición de la naturaleza, pero quienes las poseen muchas veces se preocupan por ellas y tratan de disimularlas, especialmente aquellas que tienen algunos centímetros de más. Estos son algunos consejos para resaltar lo mejor de tu figura.
Lo primero que debes hacer es establecer cuáles son tus puntos débiles y pensar en formas de disimularlos y de llamar la atención sobre las bondades que la naturaleza te ha dado. Con ello coincidió Pablo Suárez, quien explicó que: “A las rellenitas hay que ocultarles las sisas, las espaldas y los centímetros que sobresalen de los costados. Hay que estilizarlas y trabajar con los cruces y los efectos que hacen crecer y abrir. Se puede jugar con los hombros y el ruedo, para que la vista se concentre en esas zonas y se aparte de la cintura y de la cadera.”
Cuanto más amplia es la pollera, más estrecha parece la cintura, por eso tené en cuenta el corte princesa. “La pollera acampanada soluciona el problema de las caderas amplias,” explicó Alba
Teijeria,   quien agregó que “la línea A, que parte en évasé desde la cintura o desde abajo del corsage, es ideal para afinar la figura”.
Cuca Arocena y Socorro Silva acordaron en que lo mejor para las chicas más rellenitas son los “cortes que marcan la cintura. Las más caderonas deberían elegir un vestido de línea, sin cortes en la cadera”.
Laura Sorhuet aconsejó “obviar los drapeados, los cortes horizontales, la acumulación de telas, los tableados y el corte sirena, especialmente las más caderonas”.
En los casos de mucho busto, “lo mejor es realizar un corte imperio y elegir un escote cuadrado o de corazón,” aconsejó Alba Teijeira.
Para disimular unos brazos rellenitos, hay que seguir la regla de oro: “ocultar lo más posible o mostrar”, explicaron Cuca y Socorro, “lo peor es la manga japonesa, que se corta en el medio del antebrazo, que generalmente es la parte más gorda del brazo. Las transparencias en las mangas también ayudan a disimular algún centímetro de más”. Laura Sorhuet explicó que “ninguna novia quiere mangas porque con ellas se sienten mayores. Pero se puede hacer una pieza con mucho movimiento y con una tela como la gasa. Algo que no llegue a ser una manga pero que disimule la zona”.
Con respecto a la espalda, Serrana Ferrés aconsejó optar “por un diseño que no sea demasiado abierto, es mejor elegir una línea que termine en v para afinar el cuerpo”.
La tela del vestido y la forma en que la misma se trabaja también deben tenerse en cuenta si de estilizar se trata. Susana De Castro aseguró que “las telas recargadas no son las más indicadas para las mujeres más rellenitas”. Cuca y Socorro sugieren optar por las telas livianas como el crepé, el crepé georgette o el crepé quiana.

Vestido para novia baja

Reglas para una novia baja:
Las mujeres más bajas tienen muchas formas de alargar la figura. Unos de sus mayores aliados son, sin duda, los tacos. Pero tampoco hay que exagerar, ya que unos zapatos demasiado altos pueden quitarle armonía al cuerpo. A continuación te damos algunos trucos y secre-tos indispensables para que luzcas más estilizada.
“Si la novia es baja, le conviene elegir un vestido entero, sin cortes en la cintura o en la cadera,” explicaron Cuca Arocena y Socorro Silva. La diseñadora Susana de Castro recomendó los bordados diagonales, las líneas verticales y los escotes en v.
Otra de las claves para alargar la silueta es hacer el vestido “bien largo -hasta el suelo- de manera que no se vea ni la punta del zapato,” enfatizó Laura Sorhuet y agregó que “el corte imperio es el que más favorece a las chicas bajas, porque les alarga las piernas”.
Con respecto al escote, Pabló Suárez fue rotundo al expresar que “jamás se le puede poner un strapless a una chica baja. Ópticamente le robas 15 centímetros de altura”.
Si estás en esta categoría, olvídate de las colas excesivamente largas, con dos a tres metros de extensión, ya que quedan desproporcionadas en una persona de poca altura. “Una cola chica, con apenas un arrastre, es lo más recomendable para las mujeres más bajas,” explicaron Paula Levy y Lourdes Lens. Por su parte, Susana De Castro dijo que “a las chichas de menor estatura conviene adjuntarles la cola del vestido por debajo de la línea de la cintura”.
Como verás hay varios trucos para que puedas parecer más alta, pero nunca intentes darte altura con el tocado, así lo aconsejó la experta tocadista, Mercedes Casaravilla.

Vestido strapless de novia

Vestido strapless calor manteca, de tul laminado con detalle de trapeados en el bustier y falda con milhojas de tul, de Fiorella Ricciardi.

Vestido de tul para novia

Vestido de tul y organza plisada, con flor, de Pía Carregal.

Vestido de novia con volados

Vestido con volados plisados, cadera de guipare con margaritas aplicadas a mano, peto de gasa con tira de flores que cubre el cuello, de Sylvie Burstin.

Vestido de shantung

Vestido de shantung de seda natural, modelo exclusivo elaborado a mano, de Finesse.

Vestido con corset bordado

Vestido con corset bordado a mano con falda línea A y sucesivas guardas de encajes horizontales, de Claudio Cosano.