Música de boda para la ceremonia de la iglesia

MÚSICA PARA LA IGLESIA:
Antes de contratar al Coro de Niños Cantores de Viena, habla con el párroco para saber las restricciones o requisitos por cumplir al escoger el conjunto, porque hay parroquias en las que no se permite tocar cierto tipo de música. No te arriesgues y sigue las órdenes.
Una vez segura de lo que sí está permitido, deberás analizar tus opciones y, aunque no lo creas, existen más aparte del típico órgano para la misa. Muchas veces se escoge el mismo tipo de música porque no se está familiarizado con otra cosa. Será más fácil, si acudes con un director musical y te da más opciones y recomendaciones para tu boda. Hay infinidad de coros y cantantes de ópera -checa las listas del Conservatorio de Música-, los cuales pueden ofrecerte una excelente selección musical para la celebración religiosa, inclusive hay algunos especializados en estos eventos. También están el mariachi, las orquestas de violines, cuerdas o hasta banda o marimba, que le darán un sabor especial y superoriginal a tu evento.
La misa se musicaliza según sus diferentes partes, por lo cual se necesitan tanto piezas instrumentales como vocales. Hay gran variedad de canciones para elegir, escoge aquellas que les agraden a ambos y reflejen su sentimiento.
Las partes más importantes son: la entrada, el ofertorio, la consagración y la salida. La música de la entrada tiende a ser alegre e impresionante; generalmente es instrumental y aunque casi siempre se utiliza un órgano de fondo, usar trompetas o flautas puede añadirle un toque más real y diferente a la tradicional “Marcha nupcial”, la cual adorna la entrada del cortejo, del novio y su mamá, y de la novia tomada del brazo de su padre o algún otro sustituto.
Durante la misa, los grupos corales son los más adecuados. Al escogerlo trata de conseguir a un director que pueda y sepa coordinar ta parte instrumental, porque, dependiendo de cómo esté estructurada la misa, deberán hacerse los arreglos correspondientes.
El “Aleluya”, por ejemplo, es una de las canciones o piezas imposibles de saltar, porque forma parte de la ceremonia, y el “Ave María”, de Franz Schubert, también es un clásico, pero no la única opción.
La salida, como siempre, debe verse grandiosa, y la pieza elegida reflejará su alegría, ya que, por fin, son marido y mujer, además de ser el principio de la gran fiesta.
Importante: si no contratan el servicio del organista o cantante de la iglesia, seguramente deberán pagar una cuota extra.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>