Tradiciones de bodas: el novio debe cargar a la novia

El novio debe cargar a la novia.
La teoría de que el novio debe cargar a la novia al entrar a su futuro hogar, tiene su origen en los antiguos romanos. Para ellos, esta era una forma de evitar a los malos espíritus que siempre rondan las puertas, para robarse la felicidad de las parejas. El hecho de que la novia se cayera o tropezara al entrar a su nuevo hogar -y por lo tanto a su nueva vida- podría ser interpretado como un mal pronóstico.
En Escocia, lo primero que los novios llevaban a su hogar era un poco de sal, para espantar la mala energía.
En la antigua Rusia, se quemaba paja en la estufa de la casa de los recién casados, para ahuyentar a los espíritus que podrían estar habitando la chimenea. Para prevenir que entraran las brujas, se cerraban todas las puertas y las ventanas.
Actualmente nadie cree en las brujas ni en que los malos espíritus rondan a los recién casados, pero seguir alguna de estas supersticiones -que ya se han convertido en tradiciones-es divertido y te hará sentir parte de una larga historia de creencias y costumbres.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>