Costumbres de boda

Las campanas.
Nuestros antepasados creían que los demonios se ahuyentaban con los sonidos fuertes, y por eso después de una ceremonia nupcial siempre se hacían sonar las campanas. En la época victoriana las novias solían posar debajo de una enorme campana hecha con flores frescas. Con los años, las campanadas fueron reemplazadas por la música.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>