Decoracion de la fiesta de casamiento

Shock de color
Con los novios se pensó en una ambientación que transmitiera sensaciones de alegría, diversión, calor y color. Por eso, los colores elegidos fueron el amarillo, naranja, fucsia, violeta y verde. Los livings se llenaron de almohadones de colores y en las mesas ratonas se colocaron diferentes centros de mesa bien grandes con espejos que reflejaban la luz de las velas. Candelabros cuadrados en los degradé del naranja, fucsia y amarillo, regaron tanta alegría como las flores, que dejaron su huella en cada rincón. Se enmarcaron los diferentes sectores utilizando bases altas blancas con floreros llenos de verde, sauce eléctrico y muchos frutos naranjas bañados. La mesa principal, más formal, se planteó con los mismos colores de la ambientación pero con base blanca, para regalar sensación de luz y alegría. Los candelabros altos y el detalle de los servilleteros aportaron el toque de elegancia y distinción.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>